Descripción

Las empresas generalmente emprende proyectos de tecnología o informáticos simplemente pensando que se solucionaran los problemas automatizando los procesos operativos, sin embargo no analizan el impacto que podrían tener en la estrategia de su negocio. En la mayoría de los casos los fracasos en proyectos de tecnología no son por problemas técnicos, sino por problemas de concepción y actitud frente a los mismos. Actualmente los profesionales conocedores de la gestión de proyectos son muy cotizados, ya que depende de ellos en gran medida el éxito o fracaso de los mismos. La pregunta está en ¿qué características debe tener un gestor de proyectos de tecnología para reducir el gran porcentaje de fracasos en este tipo de proyectos?. Es importante definir los lineamientos y establecer las razones de los fracasos como lecciones aprendidas para difundirlas y evitar que otros gestores cometan los mismos errores que venimos cometiendo los que tenernos mayor experiencia.

Conclusiones Para que un proyecto de tecnología tenga impacto y éxito en la organización donde se implante, este proyecto debe apoyar una o varias de las estrategias empresariales, lo cual permitirá ser una fuente de ventaja competitiva para la empresa. En un proyecto de tecnología intervienen un conjunto de factores tanto humanos, organizativos como tecnológicos que facilitan o impiden el éxito del mismo y de la organización en general. Estos aspectos deben ser gestionados a lo largo del proyecto para asegurar el éxito deseado. La causa de muchos fracasos en los proyectos de tecnología se deben a la falta de habilidades y disciplina de gestión y organización de los proyectos, la indefinición de roles y responsabilidades, y la minusvaloración del impacto organizativo de los proyectos de tecnología. Es importante, entonces, formar y capacitar a los profesionales en tecnología en el área de gestión de proyectos, para que sean los gestores ideales de un proyecto tecnológico, asegurando el éxito del proyecto y el de la organización en caso de permitirle trabajar apoyando las estrategias de la organización.